Babia (19º artículo)

Si hay algún militar leyendo este artículo, quiero decirle que he encontrado un sitio perfecto para hacer pruebas nucleares: Babia. Creedme. Babia es el sitio que estáis buscando. Hace unos días me invitaron a ese infierno. Le dije a Dani Mateo que me acompañara porque no sabía con qué me iba a encontrar y pensé: “Me llevo a Dani, que tiene la voz grave y eso impone mucho”. Nada mas bajar del autocar, nos recibió un tío de apellido impronunciable que, al parecer, era el famosete del pueblo, porque hacía algún tiempo había trabajado en televisión. El individuo en cuestión se apellidaba “Fantabuena”, “Cagabuenas” o algo así.

Lo primero que hicieron fue enseñarnos el pueblo. Los Babianos, o como diablos se llamen, querían que conociéramos todos y cada uno de los rincones de Babia. De hecho, había un chiquillo que se encargaba de levantar las piedras para que viéramos lo que había debajo. Lo peor fue que, a partir de la décima piedra, el chiquillo nos cedió el honor de levantarlas nosotros mismos. Es curioso cómo algo que para algunos es un honor, para otros es una putada.

En mi vida me he sentido tan imbécil. Estaba paseando por Babia, seguido por todos los vecinos, levantando todas y cada una de las piedras del pueblo para ver el trozo de tierra que había debajo. El alcalde miraba al chiquillo con cara de orgullo y con la mirada le daba las gracias por habernos cedido tal privilegio. Yo también lo miraba. Aunque mi mirada, más que de agradecimiento, era de: “cuando el pueblo se quede a oscuras, pienso meterte todas y cada una de las piedras que me has hecho levantar por el culo”.

Una de las desventajas de trabajar en televisión es que, cuando te invitan a un sitio, tienes que fingir que todas sus costumbres te parecen bien y que te sientes muy afortunado de poder compartirlas con ellos. Por ejemplo, si eres famoso y te invitan a un pueblo donde es costumbre acariciar las pelotas de un caballo viejo para espantar malos espíritus… cuando te ofrezcan acariciarle las pelotas...debes sonreír y dar las gracias. Es más… debes dejar que el alcalde te haga una foto para colgarla en el ayuntamiento. De ese modo, todo el que vaya al pueblo sabrá que estuviste allí acariciándole los huevos a un caballo viejo.

Babia es así. Quieren hacerte partícipe de todas sus costumbres. Y lo que es peor: quieren dejar constancia. Eso no sería tan grave si no fuera porque no tienen cámaras de fotos. Así que para dejar constancia de que habíamos estado en Babia, nos hicieron coger un pedrusco del tamaño de los huevos del alcalde y sujetarlo en alto mientras nos dibujaba el artista del pueblo. El artista del pueblo que, curiosamente, era también el borracho del pueblo y que, después de una hora sujetando el pedrusco en alto, el muy imbécil había pintado a dos tíos que estaban detrás de nosotros.

Después de un montón de horas, llegamos a la plaza donde sonaba la misma canción una y otra vez. Le pregunte al alcalde por qué no la cambiaban y me dijo que era porque sólo tenían una. No seguí investigando. Solo quería largarme de allí cuanto antes. Y os aseguro que mis ganas se acentuaron cuando, al acercarme a la entrada del Ayuntamiento, vi un cuadro enorme donde un tal Javier Coronas y otro tipo llamado Tomas Guasch posaban sonriendo amablemente mientras en sus manos sujetaban las pelotas de un caballo viejo.

Resumiendo: si alguna vez os encontráis una bomba atómica y no sabéis que hacer con ella, recordad este nombre: Babia

Debido a las críticas que recibió en su día este artículo, aquí podéis ver la aclaración sobre este.

3 comentarios:

bragarci

Uff el polémico artículo. Conozco Babía y es un lugar muy recomendable para perderte, una zona de León que te dejará muy buen recuerso si haces una escapada para conocerla. Tal vez, por eso, por conocer el sitio, cuando leí este artículo en internet me pareció muy poco afortunado y pensé que en esta ocasión Angel debia estar muy colocado cuando lo escribio, es más recuerdo haberlo leido dos veces por si no había pillado algo. Luego él explico la razón y la historieta tuvo algún sentido. Conclusión: No se pueden sacar las cosas de contexto porque pueden parecer otras cosas y cuanto más información se tenga menos probabilidades hay de sacar conclusiones erroneas

Haizea_dm

El famoso artículo de Babia, todo el mundo lo leyó en su momento creo jajaja
Para mi tan genial como siempre escribiendo :)
Nunca está de más recordarlo.
Un besito!

Ele

Este tema me cabrea bastante, no ya por el tema en sí, sino por lo bien que ejemplifica lo estúpida que es la gente. Por un lado los que comenzaron a insultarle en internet sin ningún filtro, todos como borregos poniendo el grito en el cielo sin tener ni idea de nada. Y luego Risto, que aún después de haber escuchado la aclaración de Ángel, siguió insistiendo en las mismas mierdas, todas ellas más que explicadas. Es lo que se llama manipular, mentir, ser gilipollas... Desde entonces tengo a ese tipo en mi lista negra. Aunque al fin y al cabo sólo es un pobre pelele sin personalidad. El problema son los que le mandaron decir eso. Bah, mejor no me chino más, que ya estoy curada de espanto.

Deja tu comentario

PÁGINAS ÁNGEL MARTÍN

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms