"Quiero hacerme una foto con ese perro de plantas y flores, 'el Puppy"

Os dejo una entrevista que le han hecho a Ángel en deia.com

Ángel Martín ha decidido dar las claves de su salida de La Sexta en una obra musical. 'Nunca es tarde' llega al Euskalduna el viernes y estará hasta el día 25. Los que quieran descubrir por qué abandonó a Patricia Conde tienen que pasar por taquilla. Él es muy catalán



BILBAO. Ángel Martín (Barcelona, 1977) compañero de fatigas televisivas de Patricia Conde en Sé lo que hicisteis aterriza el viernes en Bilbao con la comedia Nunca es tarde. Compartirá el escenario del palacio Euskalduna con otro humorista televisivo, Ricardo Castella. El expresentador de La Sexta va a contar a través de su obra, un musical, por qué abandonó la televisión. Un presentador que deja un programa de éxito es el argumento para un diálogo donde se mezclan humor y música. Está más comunicativo que cuando daba la cara en pantalla, dice que es porque tiene algo que vende. En una de sus visitas a la capital vizcaina le impactó "ese perro de plantas y flores, el Puppy, al que voy a ir a visitar para hacerme una foto con él".

¿Me va a contar por qué se fue de la tele o voy a tener que ir a ver la obra de teatro para enterarme?

Hay que ver la obra, si se lo cuento desvelo el misterio. Siendo catalán me parecería una estupidez contarla y que la gente deje de pagar y que no venga a verme.

Entiendo. El negocio es el negocio.

Los catalanes lo llevamos en la sangre, si podemos hacer negocio no lo evitamos. Al final, la tela tira mucho. ¿Qué le parece?

Fíjese que yo pensaba que era un tópico lo del dinero y los catalanes.

Es real. En algunos más y en otros menos. En mi caso sería de los de menos. Imagínese los que lo tengan desarrollado. Esos no tienen ninguna piedad.

Usted dijo cuando se fue de 'Sé lo que hicisteis' que iba a plantar lechugas. Le veía de horticultor y viene a Bilbao de titiritero.

Así son las cosas. Eso fue una cortina de humo en realidad. Lo hablé con Ricardo (Castella) y le dije: "Nadie se puede enterar de lo que estamos preparando" y montamos esta cortina de humo del huerto y las lechugas. Pero es cierto que intenté plantar lechugas.

¿De verdad?

Lo intenté. Compré un pequeño terreno, pero no tuve paciencia. Pensé que las frutas y las hortalizas nacían de un día para otro. Pero qué va, nada. Hay que plantar, regar, mirar el tiempo… Me cansé enseguida.

¿Consiguió alguna lechuga?

A los veinte minutos estaba aburrido de mirar para ver si salía alguna lechuga…

Va a quedar un poco tonto si sigue por este camino.

Mire, que piensen lo que quieran. Es mucho más sencillo ir a comprar la lechuga hecha al súper y que otro haga el trabajo duro. Disfruto de la tierra sentado y tomando una cerveza.

En esta obra..., ¿podemos decir obra de teatro?

Como quiera, es un musical.

A eso iba, es un musical, ¿vocación repentina por el mundo de la canción?

Para nada. De hecho, yo dejé la música para meterme en eso de la tele. Pensaba que era una vocación que estaba enterrada, pero ha ido haciéndose hueco poco a poco. Me apetecía mucho para el mundo de la comedia.

¡Qué cantaba usted! ¿Dónde lo hacía?

Lo hacía en fiestas para la tercera edad, eventos, bodas… Habrá gente que si revisa el vídeo de su boda puede que me vea a mí tocando el Baila morena o Paquito el chocolatero… ¡Hostias! No quisiera verlos otra vez.

¿Ha revisado bien Youtube?

Por supuesto, y estoy tranquilo. Pero en algún momento saldrá algo. Esto es como las pelis porno de los actores ya consagrados. En algún momento aparecerá un vídeo mío…

¿Porno?

No, no será porno; será un vídeo mío tocando el piano en una boda con el pelo largo. Quizá sería mejor que hubiera un vídeo porno que uno de esos.

Sería muy interesante. Llegan ustedes a Bilbao en fiestas.

Uffff. Eso nos hace especial ilusión y nos preocupa a la vez. Nos han dicho que son unas fiestas muy salvajes. La primera actuación la podremos hacer, pero a partir de ahí no estoy muy seguro de que seamos muy capaces. Nos han dicho que es un poco como Las Vegas…

¿Bilbao como Las Vegas?

Sí, lo que pasa en fiestas de Bilbao se queda en Bilbao, no se debe contar, creo que son las reglas.

¿Conoce usted la ciudad?

He estado alguna vez de escapada. Además, fueron en momentos muy distintos: en uno, Bilbao estaba en obras y me pareció muy gris; volví cinco años después y vi un Bilbao distinto. Era como haber visto dos ciudades diferentes.

¿Recuerda algún lugar especial de la ciudad?

El perro ese de las plantas, el que está a la entrada del museo.

¿El 'Puppy'?

Me pareció espectacular. Seguro que habrá cosas más bonitas e interesantes; pero ¡hostias!, es un perro de plantas y flores. Me parece muy guay. Lo volveré a ver, pienso ir allí a hacerme una foto con el perro de plantas, con el Puppy.

Indispensable hablar de televisión. ¿Vasile le hizo alguna proposición honesta o deshonesta?

No. Creo que fue con Pilar Rubio y otras chicas lo de las proposiciones honestas, supongo. Llenó el hueco y no hubo proposiciones para mí.

¿No daba usted las medidas?

No sé por qué lo dice. Básicamente no se puede competir con Pilar, ni en altura ni en belleza, complicado, quizá para llevarle los cafés a Pilar hubiera servido yo.

¿Marcó su salida el final del programa?

No. El programa ya necesitaba cambios. Era un programa que tarde o temprano iba a terminar. Parece que la gente olvida que cuando me fui había un desgaste que venía de atrás.

Mientras duró el programa ha sido muy reacio a las entrevista, ¿por qué?

Porque no había nada que contar, las entrevistas las tienes que dar cuando tienes algo que contar.

Presentador, actor, guionista… ¿Con quién nos quedamos?

Depende de la hora. De nueve a dos del mediodía creo que soy guionista; un guionista intratable de nueve a diez, porque no he tomado el suficiente café. Voy cambiando dependiendo de la hora y de la cantidad de café que lleve encima. Si estás conmigo por la noche y llevo cervezas soy la mezcla de todos. Al final no hay uno. ¿Usted quién es, la entrevistadora o la amiga de, la pareja de? Todos tenemos una personalidad que va a depender de con quién estemos o lo que estemos haciendo en un momento dado.

¿Concede entrevistas porque tiene algo que contar o algo que vender?

Ahora mismo está hablando con el Ángel Martín que promociona el espectáculo, soy el Ángel Martín egoísta, también con el Ángel Martín suplicante: por favor, venid a vernos, por el amor de Dios, no nos dejéis solos en fiestas.

¿Cómo vendería su obra a los que van a acudir a Bilbao en fiestas?

Un lugar para descansar, se necesita un sitio para coger fuerzas. Son noventa minutos para no beber y purificarse…

¿Se siente seguro en el escenario?

Sí, porque está Ricardo. Un espectáculo con alguien me hace estar más seguro.

¿Conoce la gastronomía vasca?

No la conozco demasiado, he oído que es muy rica. Espero que durante los días que vamos a estar allí podamos descubrir todos los platos de su cocina. Me haré una lista de Bilbao: rincón favorito, plato favorito y todo lo favorito que encuentre. Voy a llevar una hoja, voy a poner la palabra favorito y la voy a ir rellenando en estos diez días.

2 comentarios:

Haizea_dm

aaayyy que ganas de veerlo! :D

ele

Qué pavo es xD No ha contado nada nuevo, normal. Pero se agradece ver entrevistas de vez en cuando.

Deja tu comentario

PÁGINAS ÁNGEL MARTÍN

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms