Artículos entrevista

elmundo.es 'Sólo iría a Telecinco si es para hacer de pirata con Pilar Rubio'

Hace mucho que se fue, pero su sombra todavía permanece. Decidió apagar la televisión el pasado mes de enero para subir el telón del teatro. Estaba "cansado" y se fue a cultivar el huerto de sus pensamientos, donde acaba de recoger su primer fruto: la obra de teatro 'Nunca es tarde', que ha estrenado esta semana en el Teatro Maravillas de Madrid, junto a Ricardo Castella. Su marcha de 'Sé lo que hicisteis' en enero fue la puntilla a un programa que cerró en mayo.

"Fue en el momento que sentí que tenía que ser. En la obra de teatro se explica de manera muy clara", cuenta a este diario cuando se le pregunta por el momento del adiós a La Sexta. Ha tomado la suficiente distancia con la pequeña pantalla como para hacer examen de conciencia: "Casi todo lo que me ha ofrecido la televisión ha sido bueno. Lo peor es que al final corres el riesgo de que intenten convertirte en un robot de hacer reír".

Martín no termina de arrancar en sus respuestas. Se guarda mucho de dejar tocada su obra de teatro. "Hay cosas de mi marcha de 'Sé lo que hicisteis' que no se pueden contar porque se cargarían parte de la obra de teatro". Sí se suelta cuando se le pregunta quién tuvo la culpa del cierre del programa que lo catapultó a la fama. "Si los directivos de las cadenas se atribuyen el mérito de abrir un programa, supongo que también tendrán que atribuirse el mérito de cerrarlo, ¿no?".

Martín no fue ni el primero ni el último en dejar 'Sé lo que hicisteis'. La diferencia es la mayoría de sus compañeros, especialmente compañeras, encontraron acomodo en otras cadenas: Pilar Rubio, Cristina Urgel o Berta Collado ficharon por Telecinco y Antena 3. "A los bajitos siempre se nos han discriminado. Ahora mismo a Telecinco sólo iría si es para hacer de pirata porque podría volver a currar con Pilar, y al fin y al cabo se graba en exteriores".

'Nunca es tarde' es una obra que mezcla realidad y ficción, y lo venden como un espectáculo en el que Martín "cuenta la verdad, por qué abandonó el programa. Y para explicarlo ha escrito una serie de televisión. Mientras las cadenas se pelean por comprar su serie, su plan para conseguir dos millones de euros es hacer realidad su sueño de adolescencia: grabar un disco".

adn.es "Parece que en todas las cadenas emiten el mismo programa"

Tras abandonar "Sé lo que hicisteis", el programa recientemente cancelado por La Sexta, Ángel Martín se muestra desencantado con la televisión porque, en su opinión, "parece que en todas las cadenas emiten el mismo programa", y afirma que sólo volvería si un proyecto le apeteciese mucho.

"Si algo funciona las demás cadenas se apuntan al carro e intentan hacerlo parecido -asegura el actor en una entrevista con Efe-. Pongas lo que pongas estás viendo lo mismo".

Quizás por esa razón ha decidido reencontrarse con un viejo amigo, Ricardo Castella, para trasladar su humor a los teatros con "Nunca es tarde..para hacer tus sueños realidad", una comedía musical a favor de las personas que luchan por alcanzar sus metas.

"Vamos a intentar que todo el que venga al teatro salga queriendo convertir sus sueños en realidad, cueste lo que cueste, sin pensar en las consecuencias", asegura Martín.

Aunque ambos tienen un pasado musical, sólo el presentador de "Sé lo que hicisteis" llegó a tocar de manera profesional en un grupo. Una ocupación que abandonó cuando conoció a Castella, que por aquel entonces trabajaba en el canal de humor "Paramount Comedy".

"Me propuso abandonar mi vida estable y en hoteles de cinco estrellas para actuar en bares de madrugada y dormir en pensiones baratas -comenta irónicamente sobre la vida de monologuista-. No puedes rechazar una oferta así, es súper tentadora".

La obra, que mezcla la realidad con la ficción, presenta a un Ángel Martín que, tras abandonar "Sé lo que hicisteis", pretende producir su propia serie de televisión. Para recaudar el dinero necesario decide retomar, junto a Ricardo Castella, su sueño de la adolescencia: grabar su propio disco.

Además, el musical responde a una pregunta que, según este último, se hace inexplicablemente mucha gente: "¿Por qué dejó Ángel Martín el programa?"

Sin entrar en los motivos de su marcha para no desvelar el gran secreto del espectáculo, Ángel Martín confiesa que uno de los errores de "Sé lo que hicisteis" fue repetir algunas herramientas -como los cebos para atraer espectadores- que acabaron perdiendo su propósito originario de crítica o humor.

No obstante, asegura que siempre se sintió "entre amigos" y defiende al programa de aquellos que lo acusaron de convertirse en lo que criticaban: "Nunca se fue a perseguir a nadie que no quisiera salir en televisión, ni se hizo sangre", sostiene.

Mientras, Castella se toma con más humor el final de "Sé lo que hicisteis", en el que colaboró el verano pasado. "No voy a decir que mi participación fuese la causa de que desapareciese, pero lo voy a pensar", comenta divertido recordando el fracaso de otros formatos en los que ha participado.

Con la misma dosis de ironía, Martín habla sobre el futuro de su nuevo musical: "Si es difícil vivir como cómico y músico por separado, sólo dos idiotas pueden ser capaces de pretender hacer algo así", concluye.

"Nunca es tarde... para hacer tus sueños realidad", que se estrenó en Calvià, Mallorca, a principios de Abril, se representará en el Teatro Maravillas de Madrid del 9 al 12 de junio.

En las próximas semanas, sus responsables esperan poder anunciar nuevas fechas en distintos puntos de España.

Vanitatis.com "Quién creía que era gilipollas, lo seguirá creyendo"


La noticia pilló a todo el mundo por sorpresa a finales de enero: Ángel Martín, el azote de los periodistas del corazón abandonaba Sé lo que hicisteis. Tras cinco años a diario en televisión, estaba cansado y decidía dejarlo todo para cultivar su huerto. Esa era sólo la versión oficial. Por eso ahora, cinco meses después, el cómico pretende contar su historia en Nunca es tarde, una comedia musical que estrena este jueves junto a su compañero Ricardo Castella en el madrileño Teatro Maravillas.

"Esa es nuestra gran jugada, que no podemos contar nada porque ya se cuenta en el musical. Queremos que el espectador salga del teatro queriendo hacer sus sueños realidad sin pensar en las consecuencias. Es un alegato a la inconsciencia. Si el mundo actuara sin pensar nos iría mejor. Que cuando te mueras pienses, al menos lo intenté", confiesa Martín a Vanitatis.

No obstante, a pesar de esta idea y aunque reconoce que es "un tío de impulsos", el cómico reconoce que su decisión de abandonar SLQH fue meditada. "Ricardo (Castella) tiene miedo de que algún día le pueda dejar plantado y me tiene agarrado con una cuerda como se hace con los niños. Pero sí, la decisión de dejar SLQH no la tomé de la noche a la mañana".

Desde entonces se ha dedicado en cuerpo y alma a preparar esta obra junto a Castella, a pesar de que su idea inicial tras dejar el programa fue la de cultivar su huerto. "Para eso no me ha dado tiempo. Uno se piensa que plantar un huerto es algo tranquilo pero no es tan fácil", confiesa el ex presentador de laSexta.

"Ricardo y yo siempre habíamos querido hacer algo juntos pero nunca habíamos coincidido. Así que cuando se dio la oportunidad nos sentamos a escribir. Fue como un trabajo más, de manera intensiva, trabajando doce horas al día", comenta. "Teníamos ganas de hacer musicales aunque no sabemos tocar instrumentos. Tenemos nociones básicas pero hay monos que saben tocar el piano mejor que nosotros. Ricardo tocó en un grupo de rock y yo cuando vivía en Barcelona me dedicaba a la música tocando en bodas, bautizos y comuniones".

Una estrategia para evitar la piratería

Pero lejos de querer ultrajar al mundo de la música con este "descaro", Martín comenta que "va a ayudar a que el espectador valore la música de verdad, a ver lo que es la música no tocada por profesionales. Es nuestra forma de luchar contra la piratería. Vamos a colgar nuestras versiones de grandes temas en internet para que la gente se compre el disco original".

Muy crítico con la prensa del corazón, el cómico no tiene miedo a lo que puedan escribir al día siguiente del estreno, al cual está invitado "por supuesto" el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile. "Yo creo que al que le gustaba lo que hacía le gustara, pero el que pensaba que eras gilipollas lo seguirá pensando. Habrá gente que diga '¡Vaya puta mierda!'. Pero estás expuesto a ello".

También está expuesto al actual mercado de la televisión donde los cómicos apenas tienen cabida. "La televisión es una sorpresa continua", comenta con ironía. "Hay el mismo formato en todas las cadenas. Gente que te enseña su casa y se queda contigo diciendo 'Esto no lo tendrás en tu vida'; gente que se va a Jamaica a arrendar hamacas porque le va mejor que en Madrid, o gente que vive en la calle. Ahora no hay variedad. Es siempre lo mismo. No me siento a ver la tele".

"El problema que tenemos los cómicos es que es difícil que te ofrezcan algo que sea divertido. Te pueden ofrecer que vayas a comentar vídeos, pero cuando lo has hecho ya durante cinco años, pues te parece regular. A nosotros nos divierten nuestras mierdas y lo que quiere un cómico es contrario a lo que se entiende que funciona en televisión (...) Neox es una apuesta diferente. Ernesto Sevilla, Julián López y Joaquín Reyes han tenido suerte con Museo Coconut. Pero no sabemos cuánto durará este modelo. laSexta era así, pero las cadenas van creciendo y quieren dirigirse a un mayor público y no a un grupo de tarados."

Por eso, de momento, no se ve en televisión a corto plazo. "De momento, no hay nada que me pueda atraer". Y mucho menos está preparando una serie, como han publicado algunos portales. "Se han hecho la picha un lio. Me gusta lo de fuentes cercanas porque se ve que ha leído mal el dossier de la obra. Resulta que Ricardo y yo presentamos al principio del musical el capítulo piloto de una serie para televisión".

El final de SLQH

Y aunque su presente es Nunca es tarde, resulta inevitable hablar con Martín del final de SLQH. "Me dio mucha pena porque muchos colegas se iban a la calle. Pero es un programa que estuvo cinco años y no se podía mantener eterno. Lo bueno es que los que estamos delante de las cámaras no sabemos lo que ocurre en los despachos porque si nos volveríamos tarados".

No obstante, para el cómico "SLQH terminó el día que se fue Pepe Macías. Después fue estirar una agonía". Ni siquiera el día que le prohibieron emitir imágenes de otras cadenas. "Si no nos hubieran prohibido emitir imágenes, al final hubiera sido lo mismo porque se acaban las bromas, no hay un surtido brutal y las cosas se terminan repitiendo. No puedes poner siempre Supervivientes porque al final siempre termina siendo lo mismo. El programa podría haber cogido otro rumbo o a lo mejor no hubiera durado cinco años. Y a lo mejor aquello hizo aguantar más en el tiempo".

1 comentarios:

anikah

"Si los directivos de las cadenas se atribuyen el mérito de abrir un programa, supongo que también tendrán que atribuirse el mérito de cerrarlo, ¿no?". Qué grande.

Tiene frases muy buenas (lo he leído todo, como una campeona).

Realmente ninguno de los que ha escrito estos artículos ha ido a ver Nunca es tarde; y lo que es peor, no se han leído ni el dossier ni ná de ná. Como él dice, se han hecho la picha un lío xD Ponen lo que les suena...

¡Gracias por subir todos los artículos!

Deja tu comentario

PÁGINAS ÁNGEL MARTÍN

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms