Entrevista en el Casino Gran Madrid

Os dejo una entrevista que les hicieron a Ángel y Miki Nadal el 4/7/2008 en el Casino Gran Madrid. Gracias a AngelMartinFans


NEGRO IMPAR: Ángel, durante los últimos meses has repartido tu tiempo entre la televisión y el teatro. ¿Qué tal tu paso por los escenarios?

Ángel Martín: Afortunadamente ha ido muy bien, pero ha sido muy cansado. Ha habido muchas etapas, en algunas ha sido más cómodo que en otras, pero en total han sido cinco meses, y de ellos el tercer mes fue agotador. Al público le ha gustado, pero entre la televisión y el teatro ha sido muy cansado. Para no repetir, vamos.

NEGRO IMPAR: Aunque lleváis bastante tiempo en televisión, parece que no perdéis la oportunidad de actuar en salas de fiestas o teatros donde podéis tener un contacto directo con el público, ¿no es así?

Miki Nadal: Yo no soy mucho de volver a teatros. Es un complemento a nuestro trabajo que hay que hacer porque hay que estar en contacto directo con el público, pero a mí no es algo que me entusiasme. Nosotros tenemos público en el programa, y tener ahí a 40 personas la verdad es que a mí me quita ya esa necesidad de estar con la gente cara a cara e intentar hacerles reír. Yo soy muy de televisión y a mí el contacto directo, salvo en sitios muy acogedores en los que te vienen a ver a ti, o una obra de teatro como la que he hecho hace poco, la verdad es que no es una cosa que me motive especialmente.

Ángel Martín: Yo estoy todavía en la fase de probar un montón de cosas, es la cosa esta de la novedad. Cuando estás con la novedad te ofrecen teatro, y venga, pues teatro, que es una ilusión que tenía. Lo que pasa es que a mí la experiencia de juntar el teatro con el programa me ha enseñado que en realidad no puedes estar en dos proyectos que impliquen mucho tiempo, tiempo de ensayos o tiempo de obra, porque al final no rindes en ninguno de los dos o estás a medio gas en los dos. Es algo que no volvería a hacer, realmente. Y lo de los monólogos es algo que tenía un poco aparcado. A mí lo que pasa es que los monólogos son una cosa que me gusta mucho, porque vas probando material tuyo y ves la reacción del público a lo que tú estás escribiendo, y de momento es algo de lo que no he tenido tiempo de cansarme.

NEGRO IMPAR: Pero los monólogos implican un riesgo. ¿Qué pasa si uno sale al escenario y en las tres primeras bromas nadie se ríe, por ejemplo?

Ángel Martín: La verdad es que cuando vienes a un sitio como el Casino Gran Madrid ya vienes con el material muy probado. Puede pasar que no te funcione la primera broma ni la segunda, pero si la tercera no te funciona es que tú estás mal, porque salimos con textos que están ya muy probados. No es como cuando vas a un sitio a probar material. Hay bares donde la gente va a probar material, tú sales con un material nuevo y corres el riesgo de que no funcione nada, pero si no te funciona nada recurres a un texto que sabes que funciona. En este tipo de espectáculos, que no funcione nada de nada es muy difícil, tienes que tener un día muy malo y además que la gente te odie.


Miki Nadal: Además, si no se ríen no es culpa nuestra. Es culpa de ellos, que no pillan los chistes.

NEGRO IMPAR: ¿Cómo es el proceso de creación de los monólogos o de los textos que interpretáis en la televisión?

Miki Nadal: El mío es muy fácil. Llego allí, me dan un guión y lo leo. Lo de Ángel es más complicado.

Ángel Martín: Lo mío tampoco es muy difícil. Yo llego allí, no escribo nada y le digo a Miki, “sálvame el pellejo”. No, en serio, son diferentes maneras de trabajar. Yo trabajo mi guión porque estoy todavía en la fase de la ilusión, y eso hace mucho. Además, en el mundo de la tele son miles de factores los que intervienen, no sólo es que tú salgas delante de la cámara. Yo escribo, pero luego hay una persona que revisa ese guión, hay otra persona que ha escogido las cosas sobre las que tú tienes que hablar, hay otra que propone los sketchs. Es un trabajo muy complicado. No es como el monólogo en el que sales con tu material y sales tú solo. En la televisión hay detrás de ti un equipo enorme.

Miki Nadal: Pero a pesar de ello el resultado final es muy parecido. Es como en la música: hay autores y hay intérpretes. Yo soy intérprete y Ángel es intérprete y autor. ´Él “canta” sus textos y yo “canto” los textos de otros. Esa es la historia.

NEGRO IMPAR: ¿De qué manera se llega mejor al público, con imitaciones o interpretando un papel como los que tenéis asignado en el programa “Sé lo que hicisteis…”?

Miki Nadal: Al público se llega contándoles cosas que ellos viven. Eso también pasa con las imitaciones. Si yo imito al portero de mi casa, a la gente no le va a llegar por muy bien que yo lo haga, porque no lo han vivido, no saben quién es. Yo creo que para llegar a la gente hay que hablar de las cosas que viven ellos día a día. Es mejor hablarles de lo que pasa dentro de un autobús urbano, de los olores que hay, que contarles cómo se vive dentro de un búnker en plena estepa rusa. Por otro lado, a mí las imitaciones no me gustan especialmente. Creo que es una cosa que es bastante difícil, no me considero yo un buen imitador y es una cosa que no me gusta mucho.

NEGRO IMPAR: ¿Todo es susceptible de convertirse en algo cómico?

Miki Nadal: Claro. Todo se puede tocar. La diferencia de tocar un tema u otro es el público al que te diriges. No tanto el público, sino el contexto. Hay un humor de petit comité, que puede ser mucho más salvaje porque la trascendencia no pasa de ahí. En televisión tienes que ser un poco más comedido, porque la trascendencia es muy grande y hay que evitar herir la sensibilidad de personas que se pueden sentir mal. Pero yo creo que se puede hacer humor de todo, y de hecho se ha hecho humor de todo. Se han hecho chistes de gente secuestrada, de gente que ha muerto, que ha tenido accidentes, y se ha hecho, en petit comité, pero se ha hecho.

NEGRO IMPAR: ¿Sois conscientes de que con vuestro programa estáis modificando la oferta televisiva?

Ángel Martín: No, más que modificar, yo creo que estamos ofreciendo una alternativa a lo que había ahora mismo.

Miki Nadal: Lo que parece es que van cayendo determinados programas.

Ángel Martín: Pero todo cae. No tenemos nada que ver. En cuanto hay algo que lleva mucho tiempo en antena, se convierte en algo antiguo y hay que modificarlo o cambiar la parrilla. Nosotros no influimos para nada.

Miki Nadal: Hace quince años el baloncesto era una de las cosas más vistas y acabó cayendo, igual que los programas de confrontación y tertulia, que había muchos y ahora no hay casi ninguno. Las fórmulas se van agotando y van cambiando.

NEGRO IMPAR: Vuestro trabajo está últimamente siendo muy reconocido, ¿cuántos premios lleváis ya?

Miki Nadal: Con este último ya llevamos unos cuantos. Bueno, Ángel a nivel individual se está llevando unos cuantos, y luego el programa también se está llevando muchos. Va muy bien, a la gente le gusta y los premios, salvo los TP, no suelen ser de gente de a pie, que es la que más nos puede apoyar. Los premios de la Academia nos los han dado los académicos de la televisión porque les ha gustado nuestro trabajo.

NEGRO IMPAR: ¿Cuáles son vuestros planes para el futuro inmediato?

Miki Nadal: En televisión el futuro inmediato es mañana. Es imposible, no puedes prever nada porque de un día para otro un programa se cae y tú no puedes saber hacia dónde tienes que ir, y menos tener un contrato fijo.

Ángel Martín: Ese final ha sido súper triste, tío. Se nos van a quitar las ganas de actuar.


Miki Nadal: Bueno, pues por ahora los planes son aguantar un poquito más en el programa. Un añito o un añito y medio.

NEGRO IMPAR: En vuestro paso por “Sé lo que hicisteis…” ¿habéis hecho más amigos o más enemigos?

Miki Nadal: Amigos no hemos hecho, pero enemigos tampoco. Hemos trabajado.

Ángel Martín: Hemos hecho tablas.

NEGRO IMPAR: Estamos en un casino, un lugar donde el azar y la suerte juegan un papel muy importante. ¿Quién tiene más suerte de los dos?

Ángel Martín: ¡Miki!

Miki Nadal: Yo me considero muy afortunado, pero tú también tienes suerte, Ángel. Para el poco talento que tienes no te ha ido mal. Yo me considero muy afortunado, soy afortunado hasta para encontrar sitio para aparcar el coche, siempre encuentro sitio en la puerta. Me considero muy afortunado en todos los órdenes de la vida. He tenido rachas malas, pero también es una suerte haberlas podido pasar y haberlas vivido.

Ángel Martín: Pues yo la verdad es que nunca encuentro sitio en la puerta. Doy siempre muchas vueltas, aunque reconozco que también he tenido mucha suerte: eso sí, he tenido que currar mucho. Claro que también hay gente que curra lo mismo que tú e intenta las cosas lo mismo que tú y no tienen tanta suerte. Creo que siempre está el factor de estar en el sitio correcto a la hora correcta y con la persona correcta. Es entonces cuando se te abre una puerta que a otra persona igual que tú, con el mismo talento y que ha currado incluso más, no se le abre. Sí, me considero un tío afortunado.

NEGRO IMPAR: ¿Conocíais el Casino Gran Madrid? Bueno, de hecho, Ángel ha comentado en algún programa de alguien: “éste se parece a un crupier del Casino”.

Ángel Martín: ¿Lo he dicho? Bueno, sí, es posible. Conozco del Casino lo que me enseñaron la última vez que estuve, y la oferta que hay, por el recorrido que nos hicieron.

Miki Nadal: Yo he venido a jugar una vez, con Florentino. Incluso ganamos dinero.

NEGRO IMPAR: Por cierto, Florentino actúa pronto en esta sala también.

Miki Nadal: Sí, somos sus teloneros. Conozco la oferta y estoy al tanto de sus espectáculos, de la gente que viene. Está divertido y es interesante todo lo que se hace.

NEGRO IMPAR: ¿Va a ver muchas diferencias entre el espectáculo de esta noche en el Casino y el espectáculo Humor Humorístico que estrenasteis aquí hace seis meses?

Miki Nadal: Habrá pocos cambios, los cantantes también tienen su mismo repertorio para todo el verano. Si hay alguien que estuvo en el anterior espectáculo y vuelve ahora a vernos, es que le da exactamente igual lo que digamos.

NEGRO IMPAR: ¿Cómo fue esa primera experiencia en la Sala de Fiestas del Casino Gran Madrid?

Ángel Martín: Fue muy divertido, porque además vinimos dos días, hicimos los dos días lo mismo y nadie se quejó, de verdad. Fue muy divertido porque esta sala es muy acogedora, y como la gente viene a ver el monólogo, no es como cuando actúas en locales por ahí, que la gente se encuentra de repente con que hay una actuación y están ahí en la barra, bebiendo, y sale un tío dando golpes en el micrófono y diciendo “hooooola”. En esos casos la gente piensa: “¡venga, hombre, vete ya!”. Aquí en cambio la gente viene a escucharte, el ambiente es muy acogedor y tienes la sensación de que la gente ha venido realmente a eso, y eso es muy agradable, claro.

3 comentarios:

ele

Ángel se ve que es un tipo de ideas claras. Ya en el pasado hablaba de lo mucho que le gustaban los monólogos, y los ha retomado. Pero sobre todo, me resulta curioso esto: “Yo trabajo mi guión porque estoy todavía en la fase de la ilusión, y eso hace mucho.” Es como si ya entonces supiera que acabaría cansándose.

Ac77

Nunca había visto ni leído esta entrevista y eso que es de 2008, ha tardado en salir a la luz o yo soy muy despistada para esto de leer las entrevistas.

Por otro lado, me encanta que por aquel entonces hable de lo que le gusta hacer monologos, supongo que por eso hará un año decidió volver a ellos con material nuevo.

anikah

Wow, nunca había visto la entrevista, y eso que ya tiene su tiempo. Muchas gracias por ponerla ;)
Leyéndola ahora cómo se nota el cambio...

Deja tu comentario

PÁGINAS ÁNGEL MARTÍN

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms